Cold crash o golpe de frío


¿Qué es el cold crashing?


El mash Cold crashing, traducible como golpe de frío o choque frío, es el proceso de bajar la temperatura a la cerveza a niveles cercanos a la congelación (entre 1 y 3 °C) antes de embotellar o embarrilar. El objeto de esta técnica es conseguir una cerveza más limpia y clara.

El frío permite la precipitación al fondo del fermentador de los productos que la cerveza tiene en suspensión y que derivan en turbidez, como la levadura, las proteínas y los eventuales restos del lúpulo que hubiéramos podido utilizar en un dry-hopping.

1 comentario :

La Casa Knell dijo...

Hola, he leido por ahí que despues de hacer un cold crash (y antes de embotellar) se debe de añadir más levadura ya que el frío "mata" la levadura restante, si esto no se hace probablemente salga una cerveza sin gas.

Que tan cierto es esto?